lunes, 21 de enero de 2013

ApS: Aprendizaje y Servicio Solidario


    Cuando una está investigando sobre un tema concreto, se encuentra con un montón de cosas nuevas pero no se sabe muy bien por qué, de pronto una de esas cosas resalta sobre las demás y se torna especialmente interesante. Puede ser por el nombre misterioso o atractivo, puede ser por cómo lo aconseja quien habla de ello, o simplemente porque cuando lo tecleas en google, encuentras fácilmente lo que buscas.
      Así descubrí yo el ApS, el Aprendizaje y Servicio, escribí a Roser Batlle, una pionera en el tema, y me invitó al V Encuentro para la promoción del ApS, que se realizaba en Barcelona. Hay mucha gente poniendo en práctica el ApS en espacios educativos y/o sociales y es que está claro que solo puede tener resultados positivos. Seguro que muchos y muchas de vosotras ya realizáis ApS o lo habéis realizado alguna vez.
      Lo que me quedó claro en el encuentro de Barcelona, gracias a la estupenda ponencia de Josep Maria Puig, al grupo de trabajo en el que participé, a la visita a centros específicos que realizan ApS y a conversaciones con personas que llevan tiempo en esto, es que el Aprendizaje-Servicio consiste en hacer que nuestros/as alumnos/as (en el caso de docentes) presten un servicio a la comunidad y se enriquezcan con todos los aprendizajes que esto supone (porque detrás de cada ApS hay un proyecto detalladamente elaborado).
         Ya en Madrid, y continuando con la fortuna que me acompaña en cada paso que doy este año, es Pedro Uruñuela (otro pionero en este tema que lleva mucho años en educación) el que me introduce en el grupo promotor de Madrid, donde coincido con gente de Fundación Tomillo que organiza una formación de ApS para profesores de la Universidad Rey Juan Carlos de Mostoles. La alegría fue doble: por un lado, saber que profesores/as de universidad están interesados/as en realizar ApS en sus clases, y por otro lado la alegría y la suerte de poder participar yo en este curso de formación. El Centro Abierto Tomillo, desde su “Casa de la Educación” con Bárbara Muñoz, Ana Aguilar y María Montero, ofrece esta formación para que cualquiera tenga más herramientas para poder realizar proyectos de ApS en cualquier ambiente educativo. ¡Muchas gracias, chicas!

           Ahora ya puedo explicar mejor en qué consiste el Aprendizaje y Servicio:
     “El aprendizaje- servicio es una propuesta educativa   que combina procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un único proyecto bien articulado en el que los participantes aprenden, a la vez que trabajan en necesidades reales del entorno, con la finalidad de mejorarlo.”
     Llevado a la práctica sería algo así: los alumnos/as o el docente detectan una necesidad en las personas o en el medio ambiente del entorno inmediato (mejor que esté próximo), se estudia en el aula todo lo relacionado con dicha necesidad (contenidos específicos, habilidades sociales y manuales, etc..), se estudia y se prepara el servicio a realizar, se buscan socios en otras entidades sociales que colaboren en dar formación a los alumnos/as o en la prestación del servicio, se pone en práctica dicho servicio (un solo día, o mejor de forma continuada durante un tiempo) y se reflexiona sobre la experiencia.

         Existen ejemplos concretos de experiencias que ya se están realizando:
  • En el proyecto Haz que todos lo podamos celebrar, los chicos y chicas organizan en el barrio una campaña de recogida de alimentos destinados a la población que padece hambre. Los estudiantes aprenden contenidos curriculares sobre la alimentación, la pobreza en el mundo, la exclusión social, y también mejoran su solidaridad y su capacidad para trabajar en equipo.
  • En el proyecto Conecta joven, jóvenes de institutos mejoran sus conocimientos técnicos y sus habilidades sociales para poder enseñar informática elemental a personas adultas que nunca han utilizado el ordenador, contribuyendo de esta manera a superar la brecha digital. (www.conectajoven.net)
  • En el proyecto Cuidemos a nuestros abuelos, alumnado de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (CFGM) diseña y ofrece un taller de "Atención domiciliaria al anciano dependiente" a personas recién llegadas a nuestro país que buscan su primer trabajo. Aprenden y repasan previamente los contenidos y procedimientos aprendidos en sus estudios profesionales, habilidades en la comunicación y relación con los adultos, estrategias didácticas para enseñar a otros, etc.
  • En el proyecto Donación de sangre, grupos de chicos y chicas organizan su propia campaña de donación de sangre entre el vecindario con la finalidad de conseguir más donantes y paliar el déficit que hay. Adquieren conocimientos sobre la sangre y la necesidad de donación, así como habilidades organizativas, técnicas de comunicación para la difusión de mensajes, etc.
  • En Compartimos derechos, alumnado de 3º de ESO, en la asignatura de educación para la ciudadanía, divulga los Derechos Humanos entre las escuelas de Primaria del barrio después de una investigación sobre ellos a través de las entidades sociales locales.
  • En el proyecto Adopta un río, los niños, niñas y adolescentes se comprometen a proteger y conservar un tramo de un río, una balsa o un canal. De esta manera, profundizan y aplican conocimientos sobre el medio natural, al mismo tiempo que se sensibilizan respecto a su fragilidad, sensibilizan a los demás y se esfuerzan en frenar la degradación.
  • En mi visita a Barcelona conocí otro proyecto en Terrasa en el que alumnos y alumnas de Transición a la Vida Adulta de un Colegio de Educación Especial, acudían todos los jueves a un Centro de ancianos con Alzheimer y les ayudaban en diversas tareas como ir al supermercado para hacerles la compra a partir de una lista o descargar las bolsas pesadas de la compra y colocarlas en sus cocinas.
       Así podría seguir con una lista de ejemplos interesantísimos pero os invito a bucear en las páginas de la Fundación Zerbikas o de la Red Española de ApS donde encontraréis más ejemplos y vídeos que os ayudarán a entenderlo. (Podéis verlos en la Videoteca de Zerbikas).
      
Cartel del Grupo de Mediación
       Entre los proyectos de Aprendizaje y Servicio que yo he realizado, sin saber que podía llamarse así, está el de Grupo de Mediación, formado por 4 niños y 4 niñas de 6º de Primaria para mejorar la convivencia del Centro, ayudando a resolver conflictos a cualquiera que lo necesitara (niño/a-niño/a, alumnos/as-profe). Este grupo fue elegido por sus compañeros y compañeras, después de hablar en varias asambleas sobre las funciones de un/a mediador/a y presentar sus razones para querer formar parte del Grupo. Después recibieron una formación impartida por un psicólogo, padre del colegio, crearon un logo y un cartel, y ejercieron como Grupo de Mediación durante todo el curso como jamás habría imaginado que podían hacerlo chicos y chicas de esta edad. 

    Seguramente muchos/as de vosotros/as habéis realizado ya algún proyecto de ApS sin saber que eso tenía un nombre. El hecho de realizar actividades en esta línea es algo muy positivo, a mi parecer, y aporta mucho a los alumnos/as que lo realizan. Existen actividades relacionadas con el voluntariado, con ayudar a los demás o con mejorar el medio ambiente pero el ApS es la manera de mezclar de forma óptima el aprendizaje y el servicio en un proyecto elaborado con una intención muy concreta.

     Cuando oí hablar de esto no tenía ninguna duda de lo beneficioso que resulta trabajar así, tanto para los estudiantes como para los docentes, no necesité ninguna justificación ni datos concretos que me mostraran resultados positivos ya que lo vi como una actividad que empodera a los estudiantes al realizar algo con mucho sentido, elegido por ellos/as y que supone una responsabilidad importante, y eso es lo que les hace sentirse bien, a la vez que aprenden. Aún así, la experiencia está demostrando que los resultados son extraordinarios; crece la motivación de los estudiantes, así como su autoestima, cuando hacen algo para otras personas, cuando se ponen en el lugar del profe y se sienten respetados/as, cuando ayudan a que personas de otros lugares estén mejor y cuando elaboran un proyecto que tiene un resultado tan positivo, porque no hay ninguna experiencia de ApS que, bien planteada y organizada, no haya resultado exitosa. Podéis escuchar algunos testimonios en la videoteca antes comentada.

     La verdad es que no entiendo la educación de otra manera que no sea partiendo de un profundo respeto hacia todas las personas implicadas y el ApS es un ejemplo de esto. De momento he conocido experiencias puntuales, vinculadas a asignaturas concretas y con la intención de adquirir contenidos específicos de esa materia, pero ¿Os imagináis cómo sería toda la educación basada en proyectos de ApS? ¿Imagináis que los estudiantes organizaran proyectos basados en necesidades sociales reales, prestaran un servicio solidario y que de ahí surgieran todos los aprendizajes que necesitan para su vida?
     Después de esto, creo que una escuela democrática, donde los/as niños/as organicen su tiempo como deseen y donde se les facilite realizar proyectos de Aprendizaje y Servicio, se acercaría mucho a una escuela ideal ¿no os parece?
Son cosas chiquitas.
No acaban con la pobreza,
no nos sacan del subdesarrollo,
no socializan los medios de producción y de cambio,
no expropian las cuevas de Alí Babá.
Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzcan en actos.
Y al fin y al cabo,
actuar sobre la realidad y cambiarla,
aunque sea un poquito,
es la única manera de probar
que la realidad es transformable.
   (Eduardo Galeano)
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bibliografía:
- He utilizado información proporcionada por Fundación Tomillo tomada de las Guías prácticas de la Fundación Zerbikas que podéis encontrar pinchando aquí.
- Las definiciones, las experiencias y la cita de Galeano han sido directamente extraídas de dichas guías.  
- El Blog de Roser Batlle, donde leí por primera vez sobre el ApS, podéis visitarlo aquí.



8 comentarios:

Ares González dijo...

Muchas gracias Carla!
Las verdad es que es un enfoque muy muy bueno. Gracias por compartirlo y difundirlo.
Es algo similar a algunos de los proyectos de Sugata Mitra como "Granny Clouds".
Os dejo el link:
http://www.baalya.es/2011/05/10/sugata-mitra-aprendizaje-minimamente-invasivo/

Un abrazo!

Isabel dijo...

Gracias por compartir... me parece un blog muy interesante y con el que estoy aprendidendo un montón... te añado a mi lista de blogs en mi pequeño rincón. Enhorabuena y gracias por compartir. http://renacuajosinfantil.blogspot.com

Bernardo Mateu dijo...

Muy interesante, lo que cuentas y lo que haces.
Me dejo llevar por lo que se me ocurre al leerte...
¿os habéis fijado que un niño quiere lo que el otro tiene o hace?
La actividad de los otros produce deseo, estimula.También angustia y muchas veces por eso no queremos saber nada de eso nuevo del otro. También se me viene a la cabeza una frase de Picasso "No busco, encuentro", que luego la tomó Jaques Lacan y la invirtió "No encuentro, busco"
jajaja

Besos a tod@s

Pablo dijo...

Gracias, Carla, ya estoy dándole vueltas a cómo puedo acercarme a esto con mi grupo de tres añitos de infantil.
Un abrazo

Mónica Silvina Martínez Viscio dijo...

Interesante propuesta que no conocía, gracias por compartirla y darle difusión
Beset
invitada estás a mi blog:
http://silvina-porelcaminodelasemociones.blogspot.com.es/

Carla Martín Serrano de Pablo dijo...

Gracias a ti por comentar, Isabel. Miraré tu blog!!!

Carla Martín Serrano de Pablo dijo...

Muchas gracias, Mónica.. Echaré un ojo a tu blog!!

Carla Martín Serrano de Pablo dijo...

Hola Pablo, no sé si hay alguna experiencia con los de 3 años, solo tu sabes si pieden ponerse ya en el lugar de los demás...si no, para los próximos cursos es un buen plan. Gracias por escribir.